miércoles, 31 de agosto de 2011

PARAGUAY: FERROCARRIL DE CARGAS REPRESENTA UN MEJOR REPARTO MODAL DE LOS TRÁFICOS


Para agregar valor a las exportaciones, es necesario que los ferrocarriles tengan mayor participación, especialmente cuando se trata de transporte masivo para distancias medias. Además de cumplir con las reglas de intermodalidad, podrá evacuarse la creciente producción agrícola nacional.

Desde la perspectiva de la competitividad, las tecnologías de producción hoy están prácticamente equiparadas. Para hacer la diferencia, el productor deberá disminuir la incidencia del costo del transporte, como único factor de ajuste para mejorar el precio FOB de sus productos.

Un reporte de los sectores que abarcan las mesas sectoriales de la Red de Inversiones y Exportaciones (Rediex) da cuenta de que las exportaciones tienen una expansión continua.

El corredor ferroviario biceánico que cruza nuestra zona occidental tiene 570 km de Murtiño-Carmelo Peralta a Pozo Hondo (Argentina) y empalmaría en Tartagal con el ramal C-25 del FF.CC. Belgrano Cargas.


Tal es así que, entre enero y octubre de 2010, las exportaciones aumentaron más del 50%, hecho que permitió al país un ingreso de US$ 1.064 millones.

Al mismo tiempo, las exportaciones de los demás sectores aumentaron 33%, totalizando US$ 2.744 millones. Especifica que los productos de carne y cuero fueron los de mayor volumen exportador entre todas las mesas, con un crecimiento del 60,8%.

Pero el mayor crecimiento absoluto fue para las carnes frescas refrigeradas, cuyo valor de exportación pasó de US$ 220 millones a US$ 388,8 millones, siendo Chile el principal mercado para las carnes frescas.

En el rubro madera hubo un fuerte repunte con exportaciones de pisos de madera a EE.UU., Canadá y China Popular, mientras que las maderas contraenchapadas las mayores demandas vienen de Argentina, Chile, Puerto Rico y el Reino Unido.

En trigo, nuestro país logró exportar 1.000.000 t en 2010 y que en 2011 habrá un aumento del 10% de la superficie de siembra, y que podría superar la cosecha récord de 2010, que fue de 1.442.600 toneladas.

Igualmente, la cosecha de soja 2009/10 fue de 7.376.651 t, con una cotización que alcanzó los US$ 500/t, y, como en el 2011, la superficie de siembra aumentó mas de 8%, para esta presente campaña esperan un nuevo récord de 7.560.000 toneladas.

Tomando este valor como referencia y considerando otros productos que nuestro país exporta, como girasol, maíz, sésamo y sus derivados, aceite, harina, speller, además de carne congelada, por nombrar los más incidentes, bien se podría hablar de zafras de más de 10.500.000 t de productos exportables al año.

La red ferroviaria tentativa

En el caso de la soja, hasta el momento, en nuestro país existen más de 550 silos de acopio distribuidas a lo ancho de las principales zonas productoras.

Esto hace que, de momento, el país cuente con más de 5.120.000 t de capacidad estática de almacenamiento, más 210.000 t para aceite, 250.000 t para speller/harina y 4.850 t de capacidad de procesamiento, valores que están en constante crecimiento.

Teniendo en cuenta que las principales zonas productoras se ubican en los departamentos de Concepción, Caazapá, Cordillera, Guairá, Caaguazú, Itapúa, Misiones, Paraguarí, Central, Ñeembucú, Amambay, Canindeyú, y Pdte. Hayes, Alto Paraná y Boquerón en la zona occidental, a priori podría dibujarse el trazado tentativo de la futura línea férrea al unir esos centros de acopio para diseñar el modo transporte ferroviario silo-puerto de la producción granelera y sus derivados.

Respecto a la explotación del servicio, existen experiencias interesantes basadas en el sistema de alianza pública y privada, dejando la inversión gruesa en infraestructura a cargo del Estado, como ser la construcción de vías, puentes en zonas críticas, y las obras de circunvalación de acceso a los puertos de embarque, dejando al concesionario que invierta en locomotoras y vagones, y en las pequeñas obras operativas como los desvíos a industrias y puertos.

Beneficios indirectos del ferrocarril

Existen otros beneficios indirectos relacionados con el ferrocarril; por ejemplo, solo en el caso de soja, cada año circulan por los casi 1.200 km de corredores de exportación del país más de 280.000 camiones de carga.

Por ello, cada dos años se hace necesario recapar parte de estas rutas a un costo de US$ 100.000/km.

En cambio, de contar con la red ferroviaria, aumentará la vida útil de las carreteras y este trabajo será necesario solo cada 7 años.

Descongestión de las carreteras: la disminución de los tiempos muertos por saturación de tráfico significa una disminución de las costas, además de una drástica disminución de la accidentalidad que se está tornando insostenible.

Mayor capacidad de transporte: una vía doble ferroviaria tiene más del triple de capacidad de transporte que una autovía de cuatro carriles, vale la mitad del costo de construcción y, bien mantenida, tiene una duración en el tiempo tres veces mayor.

Además, hay un uso más eficiente del espacio, dado que el ferrocarril precisa menos de la cuarta parte del espacio requerido para transportar una unidad equivalente por carretera.

Mayor seguridad: el control por GPS asegura la circulación de trenes y su frecuencia, y los modernos sistemas de señales desarrollados últimamente, como el ATP (Automatic Train Protection), o protección automática de trenes, conectado al PCO (Puesto Central de Operaciones), supervisa la conducción en trenes en tiempo real.

Se trata de sistemas de seguridad que aplica freno de emergencia o impide otras acciones cuando no se cumplen algunas condiciones de seguridad.

Menor polución: el ferrocarril está en sintonía con las políticas de cambio climático, gracias a su menor emisión, y está libre de cualquier control rutero en lo referente al control de peso.

Mayor flexibilidad: en zona llanas pueden operar formaciones de 40 vagones con una locomotora, 120 vagones con dos locomotoras y hasta 240 vagones con tres locomotoras, lo cual reduce aun más el costo del flete.

En el caso de una formación de 120 vagones, que transportan 6.000 t, o sea, el equivalente a 223 camiones con acoplados, con solo considerar el desgaste de más de 4.015 neumáticos, el ahorro está a la vista.(Fuente y foto: ABC Color)